Su diseño incluye la sofisticada función de vibración HD, que ofrece una vibración mucho más realista que antes, y permite utilizar uno en cada mano o compartirlos con un amigo; además de poder incorporarlos al armazón para controles Joy-Con (venta por separado) que los transformará en un mando de estilo tradicional. Cada Joy-Con contiene sus propios botones, sensor de acelerómetro y sensor de movimiento que posibilita que puedan funcionar como un mando independiente.

Además, los Joy-Con integran nuevas prestaciones que hacen de Nintendo Switch más interactiva. Por un lado, el Joy-Con izquierdo tiene un botón de captura para hacer capturas de pantalla durante tus partidas y compartirlas a través de las redes sociales. El Joy-Con derecho, por su parte, dispone de un punto NFC para usar figuras amiibo, así como una cámara infrarroja de movimiento que detecta la distancia, forma y movimiento de objetos cercanos en los juegos diseñados para esta tecnología.

Cómprala en Amazon