DJI amplia su línea de drones de consumo con el Mini, un pequeño dispositivo capaz de «volar» por encima de la legislación, ya que gracias a su ligereza podremos usarlo en zonas con edificios y personas. Hemos probado el drone Mavic Mini esta ha sido nuestra experiencia.

Lo primero que hemos de tener en cuenta a la hora de usar o comprar un drone es dónde podemos volarlo y si disponemos de los permisos y certificados para ello. La Agencia Estatal de Seguridad Aérea dispone de un vídeo muy sencillo y claro de recomendaciones y obligaciones relativas a los drones.

Así, el Mavic Mini se enmarca dentro de los drones lúdicos que podremos volar como máximo a 120 metros de altura en general y hasta a 20 metros en zonas con personas y edificios gracias a su peso de 249 gramos. Eso sí, siempre y cuando estemos fuera del espacio aéreo controlado

Cómpralo en Amazon